Venezuela, un fenómeno electoral para analizar y asumir nuevos retos.

maduro_anadoluA menos de una semana de las últimas elecciones presidenciales en Venezuela, más allá de todos los análisis posibles, la paz impera en las calles. Luego de la realización de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente en julio del 2017, este escenario post electoral se ha venido haciendo habitual y señala un mismo modo de ataque y resistencia. La angustia asciende en los días pre electorales presionada por manipulaciones de las economías paralelas que generan aumentos desmesurados de los precios y desaparición de algunos productos claves, una guerra mediática sin cuartel centrada en aumentar la incertidumbre, la percepción de inseguridad, la sensación de desprotección e incluso acciones violentas promovidas por la oposición en distintos ámbitos de la vida nacional, para tratar de inducir salidas que puedan impedir la realización de las elecciones. El ciclo que se está haciendo habitual, es que llegada a la cúspide del plan desestabilizador, la realización de elecciones trae como resultado una percepción inmediata de la disminución del conflicto, es decir, un ambiente de paz.

Luego de la llegada del Presidente Hugo Chávez a la presidencia de la república, Venezuela ha realizado más de dos decenas de procesos electorales de distintos tipos. Una de las primeras medidas tomadas por el nuevo gobierno fue la automatización y actualización del sistema electoral venezolano hasta convertirlo en el más moderno de la región y a decir de Carter, el mejor sistema electoral del mundo[I]. Esto no sólo lo hizo más moderno en términos técnicos, sino sobre todo más incluyente y transparente en términos políticos. Un ejemplo de ello, es su padrón electoral. Solamente en el año 2018 se abrieron dos jornadas de actualización del Registro Electoral para inscripción de nuevos votantes y actualización de datos. La primera de ellas la habitual antes de cada elección, la segunda fue parte de las exigencias que el candidato Henry Falcón hiciera en el acuerdo de garantías electorales y se cumplió un mes antes del

proceso[II]. Más allá del sistema, el contexto en el que se realizaron estas y todas las últimas elecciones en Venezuela es uno donde no se ha naturalizado el crimen político como lamentablemente sucede en Colombia o México. Ningún candidato o candidata presidencial ha sufrido atentados contra su vida. De hecho, el único candidato a un cargo de elección popular asesinado en los últimos veinte años en Venezuela, fue justamente un candidato del partido de gobierno[III].

Otro elemento a considerar es que, a pesar de un aumento constante de la abstención -sobretodo vinculado a sectores de oposición-, al Pueblo venezolano, le gusta votar, por lo que el llamado a la abstención que ha venido aumentando desde los partidos de la derecha, siempre resulta poco empático con las mayorías incluso, con su propia militancia. Los votos de Henry Falcón y Javier Bertucci, dan cuenta de ello.

El dato curioso de las pasadas elecciones presidenciales es que el principal contendor de Nicolás Maduro, Henry Falcón no reconoció los resultados pero tampoco cuestionó seriamente el funcionamiento del sistema electoral ni su confiabilidad, sino que centró sus denuncias en el supuesto ventajismo que daría al gobierno venezolano, el control post electoral de los votantes a través del “Carnet de la Patria” en los llamados “Puntos Rojos”. Lo curioso es que si el objetivo de ese control -que más parece un “exit poll”- fuera inducir al voto favorable al gobierno, habría que calificarlo como un fracaso ya que, de 15 millones 750 mil personas que poseen dicho carnet [IV], solo habrían votado por Nicolás Maduro 6.245.862 es decir, menos del cuarenta por ciento. El argumento pierde todo peso y seriedad.

La confianza en la transparencia de los resultados, el discurso gastado que asumió Falcón, que reincide en la incapacidad habitual de la oposición para capitalizar sus propios votos y la arraigada cultura democrática y tolerante del pueblo venezolano, son los principales gestores de la paz que a esta hora hay en las calles.

Los retos del proceso venezolano en este nuevo período presidencial.

Por más que la derecha mundial trate de ponderarlo, el reciente triunfo electoral del Presidente Maduro en Venezuela es indiscutible, tal como lo demuestra

Atilio Borón en cifras comparativas con otros resultados electorales recientes en la región.[V] Ahora toca a Venezuela continuar avanzando y profundizando a la vez, enfrentando peligros reales como la promoción de alzamientos militares desde Estados Unidos que denunció el presidente hace pocos días[VI], la invasión paramilitar que continúa desde Colombia hacia el territorio venezolano, las nuevas sanciones económicas impuestas el día lunes por el gobierno de Trump,[VII] la consolidación de todas las deformaciones asociadas a las economías paralelas que ahora se apropian indirectamente de la renta petrolera a través de la especulación con las divisas y el contrabando de extracción, y sobretodo depurar la administración pública y hacerla eficaz para recuperar la gobernabilidad con justicia que es una de las principales angustias actuales del Pueblo venezolano. Pero quizás el reto más grande es detener la apatía política que ha comenzado a notarse y que marcaría un retroceso cultural sobre los principales acumulados históricos del chavismo.

El reto a la solidaridad.

“..Y si no nos comprenden, por lo menos no dejen de querernos” decía el ministro Villegas en un evento de Solidaridad con Venezuela hace unos meses atrás.

Venezuela ha entrado de hecho (conscientemente o no), en una guerra popular prolongada contra los intereses hegemónicos en la región. Es decir, los intereses del capitalismo mundial, lo que incluye a los que crecen despojando las riquezas minero energéticas de los países del sur, a quienes se enriquecen con la empresa de la guerra y por supuesto al narcotráfico. Las sanciones económicas hechas públicas por los Estados Unidos y la Unión Europea, las fuertes declaraciones políticas de líderes y lideresas de los países de la OTAN y sus aliados en la región y hasta las acciones militares que poco a poco se han ido develando, dan cuenta de que el conflicto ya no es indirecto, ni subrepticio. A la invisibilización de conflictos anteriores se opone ahora una actitud explícita, pública y hasta descarada de esas grandes potencias contra la nación caribeña que continúa resistiendo. Es por eso que años atrás, era posible aceptar la ceguera de los sectores progresistas del mundo, que tradicionalmente se enfrentan a los atropellos de Estados Unidos y la Unión Europea contra el resto del mundo, a la imposición de la violencia como

método de expropiación de riquezas, al ecocidio y la apropiación privada de los recursos naturales que pertenecen a la humanidad y a los bloqueos económicos como herramienta para doblegar los pueblos violando con ello los más elementales derechos humanos. Pero hoy, con cierta capacidad de análisis y el más mínimo nivel de información sobre la realidad mundial, se puede estar de acuerdo o no, con todas las medidas que asuma el gobierno venezolano, se puede disentir en torno a la vía correcta para profundizar un modelo que garantice la justicia social en el país, se pueden sostener arduos debates sobre las bases teórico políticas para continuar la resistencia, pero de ningún modo, con esa capacidad mínima de análisis e información, se puede callar o simplemente ser indiferente a lo que pasa en Venezuela sin ser incoherente. Opte cada quien por su papel en la historia, Venezuela existe y continúa resistiendo desde el norte del sur.


[I] https://actualidad.rt.com/actualidad/view/54145-jimmy-carter-sistema-electoral-venezolano-mejor-mundo.

[II] http://talcualdigital.com/index.php/2018/02/09/este-10feb-comienzan-jornadas-de-inscripcion-en-el-registro-electoral/

[III] http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article164433922.html

[IV] http://www.vicepresidencia.gob.ve/index.php/2017/12/03/carnetizados-15-millones-750-mil-en-jornada-decembrina-del-carnet-de-la-patria/

[V] http://www.humanidadenred.org.ve/?p=9229

[VI] https://elsiglo.com.ve/2018/05/24/presidente-maduro-denuncia-que-eeuu/

[VII] https://www.larepublica.co/globoeconomia/trump-anuncia-nuevas-sanciones-contra-el-gobierno-venezolano-2729472

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *