Nuevamente EEUU y OTAN buscan un holocausto

barometro-nuevamente-eeuu-y-otan-imagen   Distintas declaraciones de funcionarios de alto nivel de Organización de Naciones Unidas (ONU), como una aseveración del Papa Francisco, sobre que ha comenzado la Tercera Guerra Mundial, ha creado incertidumbre en la humanidad, que ve el peligro de una guerra nuclear, producto de acciones de presión bélica contra la República Rusa, al instalar bombas de “teóricamente” de baja radiación, en las fronteras de  los países bálticos, como Polonia, además realizar maniobras en la frontera rusa. Estos hechos han generado la movilización de tropas rusas, en sus fronteras ante este nivel de cerco atómico, además el presidente Putin ha tenido que fortalecer, el apoyo a Crimea, como Siria e Irán, en un acuerdo tripartita para defender las fronteras y evitar una agresión, del estado islámico Isis o Dahes, que según EEUU pueda atacar a poblaciones de Rusia

El apoyo de EEUU a los terroristas ha sido constatado por Siria, Irán y Rusia, en un plan para apoyar a sectores curdos, no nacionalistas, porque otros curdos apoyan a Siria, para tomar una población en las fronteras de esta nación, para crear un nuevo Alepo, ante la derrota masiva de los terroristas, esta acción ha sido financiada por EEUU. Estos hechos amplían la posibilidad de un nuevo frente terrorista, mostrando una vez más que la prepotencia de EEUU y la OTAN, para controlar al Medio Oriente y de esa manera crear un cerco militar a Rusia, desconociendo el poderío de esta nación y su alianza con China y los Brics.

Pero para poder comprender estos hechos hemos tomado una declaración de la ONU, sobre el tema de la Tercera Guerra Mundial y un análisis del profesor e Historiador Ariel Hidalgo sobre las acciones de EEUU y la OTAN en el Medio Oriente, son dos enfoques importantes para comprender la geopolítica de la región.

Diferentes opiniones de ONU sobre una tercera guerra mundial

Se aclaró por la ONU que todo comenzó por presuntas declaraciones de la presidenta del Consejo de Seguridad de ONU, Raimonda Murmokaité, que según varios medios en Internet, había declarado oficialmente la guerra de las Naciones Unidas al ISIS.

Sin embargo, la declaración fue desmentida, por lo que algunos de los que distribuyeron la noticia, reconocieron que hubo una “confusión” al interpretar los reglamentos del Consejo de Seguridad.

Según el mismo, cuando cinco o más países se unen en contra de otro, se considera que existe una “guerra mundial”. También deben coparticipar fuerzas de todos los continentes. Sin embargo, ni siquiera la actual alianza contra la “yihad” bajo el paraguas de la OTAN, puede ser interpretada en tal sentido ya que el ISIS no es un país reconocido oficialmente.

Las declaraciones papales sumaron al error

Por su parte, la declaración del Papa Francisco en el sentido que ya estamos viviendo “una tercera guerra mundial”, perdió pie en tanto la literalidad fue sacada de contexto, ya que el pontífice bregó particularmente para evitar que eso se desate,  incluso apeló a no bombardear a los islámicos.

Francisco había dicho en realidad que “se vive una tercera Guerra Mundial combatida en etapas mediante crímenes, masacres y destrucciones de toda índole (…) a la sombra de planificadores de terror, sus intereses, estrategias geopolíticas, codicia de dinero y de poder” todo sumado a una “industria armamentística con el corazón corrompido por especular con la guerra”, según publica catholic.net.

Francisco había sentenciado: “Cuando escucho la palabra bombardeo, muerte, sangre, repito lo que dije en las Naciones Unidas: hay que evitar esas cosas”, durante el viaje desde Nueva York a Roma, tras hablar en la ONU.

Por su parte la declaración del rey Abdalá II de Jordania, al repudiar los ataques terroristas en Paris, señalaba: Estamos viviendo una tercera guerra mundial contra la humanidad y esto es lo que nos une”.

Durante una visita a Kosovo, el monarca dijo que la confrontación “es una guerra, dentro del Islam y desgraciadamente, 100.000 musulmanes han sido asesinados por el Daesh (ISIS) solo en los dos últimos años y esta cifra no cuenta las atrocidades que han cometido también grupos parecidos en África y Asia”,.

Nuevamente EEUU y OTAN buscan un holocausto *

Al menos catorce países de cuatro continentes han bombardeado a ISIS: Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Canadá, Bélgica, Holanda, Australia, Dinamarca, además de países árabes como Arabia Saudita, Turquía, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y el pequeño reino de Baréin. Tan solo Estados Unidos ha realizado desde noviembre, según el Pentágono, 2,816 ataques aéreos. También otras fuerzas han luchado contra ISIS por tierra, como Irak y el Peshmerga kurdo. Los bombardeos no se han limitado a ISIS sino además, a otros grupos fundamentalistas como los talibanes.

¿Cómo, entonces, es posible negar que nos hallemos en plena guerra mundial? La razón es, quizás, que no se nos presenta como una guerra regular tal y como la hemos conocido y éste es probablemente el principal error estratégico de la coalición, porque lo importante ahora no es el número de portaviones, submarinos o soldados uniformados con que se cuenta, sino de personas o de pequeños grupos aislados no identificados, repartidos por gran parte del mundo, mezclados entre la muchedumbre, difíciles de detectar hasta el momento en que llevan a cabo sus ataques mortíferos.

¿Cómo pudo ISIS lograr este respaldo fanático de tantas personas dispuestas incluso a dar la vida? La respuesta no está sólo en una política proselitista muy bien estructurada, difundida a través de las redes sociales. El factor religioso juega un papel importante, pero esa campaña va dirigida también, muy especialmente, a personas insatisfechas y frustradas de Occidente. Su éxito no ha consistido tanto en conquistar territorios sino las mentes de muchas personas predispuestas en ambos mundos. ¿Por qué son personas predispuestas? ISIS nació durante la Irak ocupada por tropas norteamericanas tras una invasión cuyas víctimas civiles se calculan en medio millón. “ISIS es un bebé de George W. Bush”, afirmó el periodista Jurgen Toderhofer en la prensa británica tras entrevistarse con sus líderes.

*Por el profesor e Historiador Ariel Hidalgo

Nos parece ampliar la investigación de Hidalgo, con la presencia de Hilari Clinton en su apoyo a los terroristas de Dahes o Eli, a través de su acuerdos con Arabia Saudita e Israel, quienes financian a este ejército, con miembros de la MOSAD, como jefes camuflados como árabes, La realidad que este grupo son mercenarios, son asesinos profesionales que han dejado más de 100 mil muertos, en Irak, Siria, y otras naciones del área, masacrando niños cristianos e islámicos, usando escudos humanos, usando armas de EEUU, OTAN e Israel, una alianza mortífera para la humanidad.

   Fuente: Barómetro Internacaional

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *