Mel Gibson se esfuerza por retornar

indiceLa carrera de Mel Gibson ha estado llena de altibajos, que en los últimos años han sido más bajos que altos en su recorrido. No ha tenido ninguna reserva a la hora de hacer toda clase de comentarios que le han valido el reproche de la comunidad mundial, siendo un experto en molestar a quien no debe. Desde que realizó comentarios contrarios a los judíos, su figura tocó fondo en una industria donde meterse con ellos es poco inteligente.
En los últimos años han sido significativos sus intentos por lograr un retorno por todo lo alto a la pantalla grande, aunque no ha dejado de meterse en problemas, ni parece interesado en limpiar su imagen de conservador radical. Uno de esos intentos fue la película The Beaver, dirigida por su gran amiga Jodie Foster, quien además lo acompañó como co-protagonista. Pero no fue una película exitosa en taquilla ni bien recibida por la prensa. Como olvidar el esfuerzo de Atrapen al gringo, que ha sabido ganarse su puesto como una buena película dominguera.
Este año serán varios sus intentos por lograr un retorno definitivo a la condición que tuvo alguna vez, cuando ocupaba su tiempo entre una entrega y otra de Arma mortal dirigiendo Corazón Valiente. El más reciente de estos intentos es la película de acción Blood Father, una historia cuya realización está a la medida de un producto de consumo masivo, que pronto se coleará en la parrilla televisiva de los domingos, sin queja alguna por parte de los televidentes que quieran tiros, explosiones y una historia de redención.
John Link no es lo que pueda decirse un gran padre, hace poco que salió de la cárcel e intenta mantenerse sobrio durante un día más, asistiendo a las reuniones frecuentes de alcohólicos anónimos con el apoyo de Kirby, su padrino de libertad condicional. Por supuesto, la hija producto de toda esa circunstancia no es precisamente un ángel de Dios. Lydia se ha metido en más problemas que su padre y una decisión equivocada ha ocasionado que sea perseguida por unos cuantos matones mexicanos. Como no puede recurrir a nadie sino a su padre, hace una llamada a Link para que la ayude.
Después de que ambos finalmente se encuentren, nadie le negaría la ayuda a su hija, recibirán una amable visita de los amigos del sur del Río Grande, que llenarán de plomo la casa rodante de Link. A partir de ahí, la trama se distribuye entre la persecución que inicialmente hacen los matones de ambos, hasta que termina siendo John Link el que los busca con la intención de terminar lo que su hija ocasionó, a la vez que espera reivindicarse.
El elenco se compone por Gibson en el papel protagónico, William H. Macy como Kirby, Erin Moriarty en el papel de Lydia y el mexicano Diego Luna como Johan, el amante furioso de Lydia. La película es una mezcla entre Atrapen al Gringo, que ya mencionamos y Búsqueda Implacable, aunque Link no es el padre ejemplar que es Bryan Mills. No se trata de un filme inolvidable, pero como dijimos, invadirá pronto nuestros domingos, hasta que nos cansemos de verla.
Esperamos que Mel Gibson pueda sorprendernos en lo que queda del año con su trabajo como director detrás de la película Hacksaw Ridge. Que acaba de ser estrenada en Venecia generando una impresión positiva generalizada, lo cual nos pone a la expectativa de este título, que pronto llegará, si no al cine, al menos a la web en una buena calidad para ver online.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *